Irea
Escritura en el SO de la Península Ibérica
Vibrantes (José Luís González)

 

Hallamos dos tipos de vibrantes: que representamos respectivamente como y . La lengua común (IE) disponía, por su parte, de una única vibrante.
La dualidad del tartesio con dos vibrantes coincide con el castellano, donde vemos que también existen dos vibrantes una /r/ y otra /rr/ (se ha optado por esta forma de denotarla para no inducir a error). Las semejanzas con el castellano no acaban aquí ni mucho menos, sería mucho mejor decir que las pocas diferencias existentes son debidas al modo de representación más que a la naturaleza de las mismas, veremos esto con mayor detalle, primero analizaremos los lugares en que aparecen las vibrantes. Utilizaremos V para denotar cualquier vocal, C consonante, P labial, T dental, K gutural, N nasal.
 

Casos en que aparece r tartesia:

En inicial En interior En Final
rV-
ro-páre (de la fórmula tartésica)
rokólion (J.55.1) (este caso dudoso)
]rolatá (J.3.1) (inicial o interior, caso dudoso)
ronpárenna*kénii (J.11.4) (no computable ver ro-páre)

prenuclear (-rV-):

re (de la fórmula tartésica)
]púoira[ (J.1.2.)
mutúirea[ (J.1.5)
]póara (J.2.1) (puede ser final)
aipúris (J.3.1)
ipórinoepó (J.5.1)
]aarkúiorioua (J.7.6)
*etúrea (J.7.6)
ninokóro (J.7.7)
muntúreaiupa (J.7.8)
naRkéniirašenpáre (dudoso en todas posiciones)
ariariše (J.10.1)
leoinearpárie(?)iensere (J.10.1)
póireanpa (J.11.2) (puede estar en posición final
aiooRorainn (J.11.4) (puede ser posición final)
irualkúsiel (J.12.1)
ºaitúra (J.15.1)
kúiarairpu (J.17.1)
kénilarin (J.17.4)
saruneea (J.22.2)
*eanpóroi[ (J.24.1)
]irea[ (J.52.1)
kotuaraté[ (J.53.1)
postnuclear (implosiva) (-rC-):
-VrP-
uarpáne (de la fórmula tartésica)
]párpára* (J.4.1)
leoinearpárie(?)iensere (J.10.1)
kúiarairpu (J.17.1)
arpúiel (J.23.1)
pánorpásetálakéntíra (J.53.1)
-VrT-
rtósne (J.1.2)
]*rtéaionká (J.4.3)
uartóiir (J.22.1)
uosorertáu (J.54.1)
eertáune (J.55.1)
-VrK-
]uurkéo[ (J.1.4)
]otérkaZ[ (J.1.4)
]aarkúiorioua (J.7.6)
]iarko (J.7.7)
]túrkaío[ (J.51.1)
-VrN-
*liirnestákún (J.19.1)
]tárneteku[ (J.26.1)
-VrsK-
arskéirn (J.11.5)
-VršT-
]Raakuršte (J.1.3)
-Vr
·apóuir (J.7.1)
pótoºar (J.7.2)
soloir (J.11.3)
*uultínaar (J.12.3)
tuRekúior[ (J.14.1) (final o interior)
uursaar* (J.16.1) (dudoso si final o interior)
uartóiir (J.22.1)

Muy dudoso el caso de J.28.1

Casos en que aparece /R/ tartesia:

No tiende a aparecer nii en posición inicial ni en posición final, se reserva siempre para posición interior, es como nuestro signo -rr- con el añadido que también se puede representar delante de consonante, como si por ejemplo la palabra castellana “puerta” la escribíesemos “puerrta”. Ahora bien, no ha de haber equívoco puesto que la no representa lo mismo, como luego podremos constatar. Aparece en interior:

Prenuclear (-rV-):

aiooRorai (J.11.4)
eRitúla (J.12.4)
tuRekúior (J.14.1)
omuRiká* (J.16.2)
etíaDReDana[ (J.16.3)
ooRoir (J.19.2)
Postnuclear (-VrC-):

-VZk-
naRkéntí / naRkénii
naRkénakíšinkólopó (J.1.1)
]Rkékéoio (J.16.2)
-VZT-
]eaRte[(J.24.1)
-VZN-
]uRnipélišon (J.20.1)
liRniene (J.55.1)
Muy dudoso el caso de J.1.4; el caso de aaleinRe (J.15.3) (sería el único con presunción de Z- inicial, no obstantes hay muchas dudas); J.18.3.
En tartesio tenemos dos signos que usa del siguiente modo:

Inicial Interior Final
r- -r-/-Z- -r

 

En castellano:

Inicial Interior Final
r- -r-/-rr-(solo intervocálica) -r

 

¡ no es /rr/ múltiple castellana sino /r/ simple!.

Analicemos los datos.

En inicial absoluto el castellano representa gráficamente con una r- inicial una /rr/ múltiple (ya que como sabemos la r- simple inicial es inextable y tiende a fortalecerse, o a crear prótesis vocálica) por tanto cuando el tartesio usa el signo r para escribir en posición inicial representa una /rr/: rópáne debería leerse [rro-máne].

En situación interior existe una oposición en situación prenuclear, es decir el nombre ooRoir (J.19.2) debía pronunciarse como /r/ simple [oroir] mientras que un nombre como aipúris (J.3.1) debía pronunciarse como /rr/ múltiple [aipurriks].

En situación interior postnuclear, la cosa no está tan clara, posiblemente se ha neutralizado la oposición y que -Rk- sea igual a -rk-, -Rt- a -rt, -Rn- a -rn-, etc. pero hay dudas puesto que la fórmula naRkéntí siempre muestra siempre muetra y no se sabe si es por conservadurismo de la fórmula o porque la oposición postnuclear existe viva.

En posición final la oposición se ha neutralizado (/r/=/rr/=/R/ y sólo hay un signo para representar la vibrante final que es r.

En tartesio tenemos por tanto

Signo Sonido Inicial Interior Final
r=/rr/ r- -r- -r
R=/r/ Ø -R- -R?

¡Cuidado con la transcripción!

El signo r lo transcribimos como r pero representa fonéticamente una vibrante múltimple /rr/ como la que tiene la palabra “perro”.
El signo lo transcribimos como R pero representa una vibrante simple /r/ como la que tiene la palabra /cara/.

¿De dónde surge esta ?

Muchos casos de /r/ tartesio se deben a la conservación de la vibrante IE pero otros deben tener origen en la síncopa de vocales que unen dos vibrantes en situación geminada: -r+vocal+r- > -r+r-. Fortalecimiento de una vibrante simple. Por asimilación de una vibrante continua. O bien, porque se haya creado una vibrante por rotacismo como en las itálicas, donde s > z > r.



(atrás)

(Página Principal)
left
(adelante)