Irea
Escritura en el SO de la Península Ibérica
Oclusivas (José Luís González)

Labiales

La escritura semisilábica no permite distinguir entre sordas y sonoras, asímismo tampoco podríamos saber por ejemplo si hubiera existido una /f/ y es que con un mismo signo pá se podía haber escrito /ba, pa, fa, ma/. De todos modos las coincidencias apuntan bien hacía dos direcciones muy diferentes pero geográficamente cercanas: estamos hablando de una lengua Céltica P o una lengua Itálica no latina (Itálico-P).

 IE  Celta  Itál.  Latín  O-U.  Gr.  Arm.  Turd-I  Turd-C
 *p  Ø  p  p  p  p  Ø/w  p  Ø
 *b  b  b  b  b  b  p  b  b
 *bh  b  f  f/b  f  f  b/w  f  b

He indicado Turd-I para referir la evolución esperada según el itálico y Turd-C para el Celta.
En itálico *p se conserva, igual tramiento tiene *b sin embargo, *bh > /f/ que conserva el osco y umbro en cualquier posición. El latín sólo conserva /f/ en en inicial, mientras que en interior > -b-.
El tratamiento céltico de los sonidos del IE es de los más sencillos. Las sordas permanecen como sordas, las sonoras como sonoras y las sonoras aspiradas como sus respectivas sonoras.

*p > Ø

Sin embargo en la sorda labial *p el celta muestra una de sus elementos particulares, en concreto la /p/ inicial e intervocálica desaparece, y en otros conceptos se asimila o sonoriza:

p ante s/t > fricativa velar
Se asimila p...kw> kw...kw.
vocal+ p+líquida > vocal+b+líquida
vocal posterior+p+n > vocal posterior+w+n

Las razones para creer que estamos ante una lengua céltica-p son el tratamiento de *p en inicial absoluta o intervocálica. Así la preposición que aparece tantas veces en las inscripciones como ro- sería la conocida preposición céltica ro (*pro- > ro-) que se usa de forma excelsa en los verbos celtas para dar valor perfectivo pero del mismo tiene uso preposicional delante de nombre. Aquí encontramos la preposición ro- regida por dativo puesto que la forma habitual es ro-páne es decir una forma que acaba en -e (¿tiene origen en *ei?.

 IE  Celta  Latín  Griego  Tartesio
 *pro-  ro- (celtíb., galo, a.irl.) ry- (galés)  pro  pró  ro-

La otra preposición que aparece en las inscripciones es uar- también regido por dativo, cuyo origen es explicable por la lengua céltica por caída de *p intervocálica:

 IE  Celta  Latín  Griego  Tartesio
 *uper-  uer (celtib., galo); for (a.irl.)  super  upér  uar-

Osset es una ciudad del Valle del Guadalquivir que emite moneda autónoma en época republicana en la zona de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), su nombre provendía de *(o)ups-’alto’+et (forma adjetival) con tratamiento céltico de la *p ante /s/. *(o)upset > oxet (escrita Osset en las monedas) ‘la alta’. Es más, podríamos decir, que si la raíz comienza por ou- se crea vocal larga O2, el nombre aproximado sería Oxet que sigue las reglas de los diptongos en las inscripciones.

En celtibérico Uxama, galo uxello- ‘alto’, en griego ypsi

*b > b

*bh > b

*bhewdh-yeH2 > pótíea [Bôdiea] (nom. sg. tema -a)
*lewkewbho > lokópó [lôgôbo] (dativo plural tema -o o -u ¿?)
*nêr-H-bho > niirapó [nîrabo] (dativo plural tema -a)

Estamos ante una lengua céltica-P con características propias pero con tratamiento consonántico similar al galo. Su importancia es ante todo histórica puesto que es el primer pueblo celta que utiliza la escritura, si bien, la coincidencia, por otra no es causal si tenemos en cuenta que sería la comunidad celta reconocida más al Sur y por tanto cercana a los intercambios de los fenicios los portadores de la escritura.

Dentales

El tratamiento en celta e itálico es idéntico en las sordas y en las sonoras sin embargo en las sonoras aspiradas el itálico crea un sonido nuevo mientras que el celta los confunde con el resultado de *d. En concreto el itálico crea /þ/ que da origen a /f/ en todas las posiciones del osco-umbro mientras que en latín esto sonido da f- en inicial absoluta y -d-/-b- en posición interior según contexto.

 IE  Celta  Itálico  Latín  O-U.  Turd-I  Turd-C
 *t  t  t  t  t  t  t
 *d  d  d  d  d  d  d
 *dh  d  þ  f-/-d-/-b-  f  f  d

*t > t

*wertoris 'adversario' > *uartor(s)> uartóir[Vartoir].
*tritos 'tercero' = tírtos [tritos].

*d > d

En la moneda de Salacia la lectura peuipon puede responder a un Me(d)uippon con clara caída intervocálica en época tardía, sin embargo no debía ser la pauta dominante en época antigua.

*dh > d

*gwhedh-H-si > pétási- [bedasi-]

Guturales

Coincide el tratamiento en itálico y celta en sordas y sonoras pero divergen en el de la sonora aspirada, en concreto el celta confunde la sonora aspirada con la sonora /g/.

El itálico relaja aún más la pronunciación de modo que en inicial absoluta desaparece (en algunos dialectos *gh > f- en posición inicial).

 IE  Celta  Itálico  Latín  O-U.  Turd-I  Turd-C
 *k  k  k  k  k  k  k
 *g  g  g  g  g  g  g
 *gh  g  h/g  h/g  h  h/g  g

*k > k

En la conocida y polémica inscripción J.1.1. encontramos lokópó donde no se puede conocer si -k- es /k/ o /g/. La raíz original podía ser incluso sonorizada *lewk- > *leug-.
lokópó [lôgôbo] de *lewkewbho

*g > g

¿*nô-(p)ro-gen-e-ti? > nâr(o)gen(e)ti > naRkéntí [nârgenti]

*gh > g

Labiovelares

 IE  Celta-Q  Itálico-P  Latín  O-U.  Turd-I  Turd-C
 *kw  ku  p  qu  p  p  k
 *gw  b  g  gu/u  b  b  b
 *gwh  g(u)  w/g(u)  f-/-gu-/-u-/-velar-  f/velar  f/velar  b?

En itálico *kw- > kw, si bien, en algunas lenguas (osco-umbro) se produce el cambio *kw > p estimulado por el aporte labial w. Este carácter labial triunfa de igual modo en *gw > b del itálico-P mientras que en itálico-Q (latín) *gw > gu (salvo casos particulares). El tratamiento de la labiovelar sonora *gwh es más complejo, el itálico-P sigue la tendencia hacia el aspecto labial *gwh>/f/ si bien no es general.

En celta, el tratamiento de las labiovelares IE es similar al latín en el carácter de la sorda y sonora. Así la sorda *kw > kw (Celta Común). Pero en CC triunfa el carácter labial sobre el velar y *gw > b incondicionalmente (igual que el itálico-P y en contra del itálico-Q). La labiovelar sonora presenta complejidad de tratamiento como en las lenguas itálicas, no obstante en un comienzo el cambio era muy simple: *gwh>*gw2. Este sonido labiovelar pudo estar presente en época céltica común, si bien, ya en el seno de los diferentes dialectos debieron habría existido tendencias a su modificicación que se realizaran de forma dialectal y no conjunta.

Tratamiento céltico más detallado

 IE  CC  a.irl.(Celta-Q)  celtib.(Celta-Q)  galo (Celta-P)  brit. (Celta-P)  lepónt. (Celta-P)  Tartesio (Celta-P)
 *kw  *kw  Q  *kw  p2  p2  p2  p2
 *gw  *b  b  b  b  b  b  b
 gwh  *gw2  g  gw  w  w/gw/g(galés)    b-

En ciertas lenguas célticas (galo, britónico, lepóntico) encontramos (como ya dijimos antes) que a una *kw IE le corresponde una /p2/ que es secundaria por cuanto la primera *p etimológica cayó en el protocelta. Este proceso no es exclusivo del celta sino afectó también al Itálico-P (osco, umbro, ...) por la relajación articulatorio y el empuje labial de la pronunciación. Tampoco es excesivamente antiguo sino reciente por lo que todavía en CC debía conservarse la forma *kw.

En los manuales de lingüística encontraremos con regularidad referencia a la denominación de Celta-Q (irlandés y celtibérico) y Celta-P (galo, britónico y lepóntico), ahora bien, difícilmente podemos decir que el celtíbero y el irlandés están más emparentados que el galo y el irlandés basados en la conservación de *kw.

Hablar de Celta-Q y Celta-P es de extraordinaria utilidad para encontrar a partir de una una raíz común la evolución posterior, así un raíz *ekwos ‘caballo’ en Celta-Q hallamos la siguiente forma **equos mientras que en Celta-P **epos y de hecho el a.irl. presente ech, celtibérico equ-eisui como era de esperar mientras que el galo Epo-na. La denominación de Celta-Q y Celta-P es por tanto una herramienta para la reconstrucción de las lenguas celtas pero no debe ser utilizada para la desmembración de éstas.

*kw > *kw

Dialectalmente *kW > p2 así *-kWe '-y' > -pe > -pa.

*gw> b

En todas las lenguas célticas encontramos b.

*gwh > *gw2

En CC el tratamiento es común con el surgimiento de una de esta gwh > *gw2, posteriormente la situación en las lenguas no es unánime, no obstante tiene su explicación.

En las lenguas de tipo Celta-Q que son aquellas que no relajan la articulación de la gutural sorda *kw tampoco lo hacen respecto a la sonora correspondiente. Así irlandés y celtíbero presenta /g/.

Mientras que en otro grupo de lenguas (tipo Celta-P) tienden a relajar tanto la pronunciacón de *kw como de esta *gw2 sobre todo en inicial absoluta. En galo encontramos /w-/ mientras que en galés /w, g, gw/ dependiente del contexto.

El caso del tartesio el resultado final es una es una /b-/ inicial que se sabe no indica una /w-/ porque este sonido se representaría en la escritura como u y no como p-.

*gwhedh-a-si > *gw2edasi > bedasi como pédási [bedasi](J.1.1)

Consonantismo y escritura

La escritura tartésica no es la correcta para la lengua que representa puesto que no diferencia entre sonidos sordos y sonoros. Si además intentamos reconstruir la raíz IE de una palabra la cosa se hace más compleja, así vemos que para un sonido representado por la letra /t/ encontramos que puede corresponder a la pronunciación /t, d/ y en IE a tres (*t, *d, *dh).

La reconstrucción de un nombre como pótíea a partir del IE muestra muchas posibilidades así:

*kw/b(h)/m+o/ew/ + t/d(h)+ y + e + H

Unas 43 posibilidades. Sólo el conocimiento de otros nombres que nos han llegado en las inscripciones como Bodia (nombre abstracto que significa ‘victoria’) o Botia inscripción del Sur de Portugal) nos permite un acercamiento.


(atrás)

(Página Principal)
left
(adelante)