Irea
Escritura en el SO de la Península Ibérica
Creación

La escritura del SO

estela del SO
 

Llamamos escritura del SO a aquella escritura hispana, prerromana y autóctona que tiene como margen de expansión el territorio suroccidental de la península Ibérica y abarca, por ahora, un período comprendido entre los siglos VII y V a.C. Así, la escritura tartesia procede directamente una escritura paleohispánica (patrón) que se difundió entre las comunidades indígenas a la vez que lo hacía el comercio, y deriva indirectamente de la escritura fenicia.

La escritura Paleohispánica Patrón deriva directamente de la fenicia, tras un período de pruebas, y la escritura tartésica del Patrón, quizás por influencia griega. ¿Pero a quién o quiénes debemos la invención del paleohispánico originario? Es probable que tengamos que atribuir su creación a un indígena que tuviere continuos contactos contactos con población fenicia.

Es interesante la propuesta de que el sistema Paleohispánico Patrón naciese probablemente como resultado de la ordenación/regulación de adaptaciones, que libremente y con tendencia al caos, habían sido ejercitadas anteriormente por la población autóctona para representar sus nombres. Este hecho no tiene que haberse realizado de inmediato,  de hecho la amplitud de grafitos en los diferentes yacimiento (si se demuestran que corresponden a escritura indígena) hablarían de la elaboración de un mínimo de signos para representar, por ejemplo, nombres personales y que serían muchas las personas (indígenas) que intentarían escribir sus nombres interpretando los signos fenicios. Luego el fundador del “sistema común” crearía un sistema elaborado más complejo, abarcando los sonidos de su lengua, y estableciendo un corpus homogéneo fuera del caos inicial, lo verdaderamente complejo es saber el tipo de lengua que hablaba el creador ya que afectó de forma definitiva al sistema. La posibilidad de la creación de un primer sistema alfabético paleohispánico que luego se "corrompió" por ahora tiene menos pruebas a su favor.

¿Dónde nace y hacia dónde se expande?

estela-villamanrique
La escritura es un bien más de prestigio, que se obtiene y expande por primera vez durante el período Orientalizante, época en la que, como se sabe, se produce un fuerte proceso de convergencia dentro de las comunidades hispanas del Sur, con la aceptación de usos, costumbres y objetos orientales.
Por tanto, la escritura se crea en una época con una fuerte tendencia al cambio, donde las comunidades indígenas cuando pueden, copian los modos orientales adaptándolos a sus mentalidad. No obstante, estas copias no son fidedignas sino en el mismo proceso de transmisión reciben mutación debida a los particularismos de la sociedad que las acoge. La escritura no escapa a este proceso y es tomada desde el fenicio con matices propios, diferencias con tintes de imperfecciones, que en el momento de la creación no son cuestionables, puesto que el nuevo sistema se adapta bien a las necesidades -muy básicas- del indígena. Este nuevo sistema (sistema patrón, sería muy similar al conocido sistema Meridional -en este aspecto es ben conocido gracias al trabajo de de Hoz.

Es importante reiterar que la escritura tartesia procede de la escritura fenicia, pasando por pasos intermedios, el primero de los cuales fue la creación de signos más o menos libres conocidos como grafitos y posteriormente el sistema paleohispánico patrón (muy similar al sismtema Meridiona). La impronta fenicia es visible en la escritura, tanto o más, como lo hace en "otros bienes de prestigio" que inundan la sociedad del momento. Pero, si se demuestra, el griego también pudo intervenir en la escritura del SO a diferencia de la Meridional que permanece invariable a la influencia griega (cuando la escritura griega influye de forma definitiva se obtiene una escritura diferente, la ibera). La influencia del griego, podría explicar una de las características más importantes del sistema del SO, "la redundancia", ya que como veremos esta conducta se repite, básicamente, en la historia de la escritura paleohispánica, una en el SO y otra en la escritura celtíbera (por influencia latina). Así, se postularía que la escritura del SO, redundante, nace, por influencia griega, como la celtíbera redundante, nace, por influencia latina. El fenicio, por sus particular funcionamiento no parece responsable de tal surgimiento.

Psicológicamente el indígena reconoce pronto la importancia (sino la sacralidad) de la escritura e intenta copiarla, adaptándola a sus propias necesidades lingüísticas. Una vez configurado el sistema y aceptado por un número de individuos, en cuanto comienza a transmitirse a otros individuos (sean familiares o no), pertenece a su cultura y es tratada como un bien más. No obstante, esta escritura no es una mera moda que dure unos años sino que pervive en sus modelos durante siglos, cuando tiene variantes, sus propias variantes tienden a perpetuarse.



(atrás)

(Página Principal)
left
(adelante)