Irea
Escritura en el SO de la Península Ibérica

Apekatu


Evolución Paralela
del
griego y tartesio. Las vocales
Para su estudio remito a:
Lenguas y Cultura en la Hispania Prerromana,
Actas del V Coloquio sobre Lenguas y Culturas Prerromanas de la Península Iberíca, 1989.
J. Untermann y F. Villar. En concreto el artículo de José A. Correa, pág. 521.
“El signario de Espanca (Castro Verde) y la escritura tartésica”.

La estela de Espanca, es el primer alfabeto (entendiendo como tal el conjunto ordenado de los signos) de los diferentes sistemas paleohispánicos peninsulares. Por su lugar de hallazgo y por los signos representados pronto se creyó que se tenía el “abecedario” del sistema del SO, pero pronto se encontraron múltiples dificultades que hoy en día siguen sin resolverse.

La estela de Espanca contiene 27 signos, que en principio y hasta el 4º signo conservan el orden del sistema fenicio, a, pe, ka, tu de ahí el nombre “apekatu”. Luego hay que saltar el orden fenicio /h, w,z, h’, t’/ hasta yo:d donde vuelve a conservar la estructura fenicia hasta nu:n, luego desordena el sistema fenicio e intercala signos en vez de otros. No se sabe, a este respecto, si el indígena conoció un orden diferente del alfabeto fenicio tradicional o bien lo tenía representado de una forma bustrofedón donde sería fácil el error. De esta forma de obtener los signos, vemos que hay dos grandes stocks consonánticos fenicios, donde libremente obtiene los signos que le faltan, son:

he: wa:w zayin, h'e:t t'e:t por un lado
y ‘ayin, pe: s'a:de: qo:f re:š, por otro.

A nuestra vista, las oclusivas están desordenadas y no mantienen ninguna regla de districución. Da a entender, que el indígena es incapaz de asociar en orden los sonidos oclusivos (p.e. ka, ke, ki, ko, ku) debido a la falta de abstracción consonántica y así poder evitar el sonido vocálico, la consecuencia inmediata es que, para él, /ka/ es una consonante distinta y sin relación aparente con /ke/. Del mismo modo para /ta, te, ti, to, tu/ y /pa, pe, pi, po, pu/.

Ordenación de los Signos

No obstante, las correspondencias entre el sistema fenicio y el de Espanca (respecto al del SO) tienen algunos detalles aún no aclarados, como por ejemplo, la posición de wo:d que coincide con la posición dada por el sistema griego (¿coincidencia?), es posible buscar influencias griegas para explicar la creación de la redundancia como intento de equiparación del sistema semisilábico al griego. Además, la estela de Espanca, a priori se identifica con el sistema Meridional más que con el del SO, posiblemente debida a la juventud de Espanca respecto a las inscripciones del SO.

Vayamos por partes:

La inscripción de Espanca presenta una escritura relacionada con la el Meridional o escritura del SO, pero no con el Levantino. Estos es debido a la aparición de los dos signos para la silibante y mientras que el Levantino presenta y . Y eso pese a la existencia del signo 25 que recuerda también al Levantino con forma de zayin que daría el signo ibéricoy griego S, amén de otros resultados.

Es un sistema completo ya que contiene 27 signos, cuando el sistema semisilabario requiere como mínimo 26, eso quiere decir que es posible la inclusión de un signo para /m/. A continuación los valores más seguros.

El signo 2, debe ser /pe/ ya que aparece (23) que debe ocupar la posición de /pi/ y libera a /u/ en (14), y deja libre a que en algunas inscripciones meridionales da /be/.

Los demás signos presentan dificultades y gira esta confusión sobre las vocales /e/ y /o/. Como sabemos en meridional se detecta sino la existencia de una sexta vocal /ë/, el cierre de /e/ que confunde con /i/ y /e/ y que provoca variaciones dialectales en la escritura. Asímismo, parecemos encontrar en Meridional una /o/ y /u/ muy cerradas /u > ü/ responsables de todas las variaciones en las inscripcines meridionales.

La dificultad de /ki/ no es tanta, si bien encontramos y , amén que aparece a veces como / R/ en ibero frente a /r/ en Espanca seguidas una de la otra. Todo queda resuelto de la forma: es /ki/ mientras que es /ku/, además desde época antigua, ya que cuando pasó a otras lenguas hispánicas, el sonido /ku/, acaso /kü/ debió confundirse con /ki/.

A continuación les pongo mi lectura de los signos de Espanca que señalarían un sistema al estilo "Meridional" pero con funcionamiento del SO. En amarillo signos claros, en rojo signos dudosos.

  A E I O U
vocal (1) (15) (5) (24) (14)
b (8) (2) (23) (19) (18)
t (13) (22) (17) (11) (4)
k (3) (6) (21) (27) (25)

l m n r r' s š
(3) (16) (9) (20) (26) (10) (12)

El signo 19 es equivalente al del SO /po/ y Meridional ( /bo/ o /bu/ no determinado aún) la aceptación del valor /po/ es arriesgada, (16) he aceptado como /m/ pese a que este valor por la extrecha relación de /m/ y /be/ sonido que recoge este signo para Mogente, Obulco y vajilla de plata con "beti-ar" ¿recipiente para beber?.

(18) lo trato como /pu/ por la semejanza con /po/ lo que refuerza la lectura de Ramos Rodríguez.

El signo 11 como /to/ necesita de una evolución gráfica del signo y su cursividad.

El 22 debe tratarse de una variación de /te/ que debió exportarse convertido en /ti/ por la semejanza del sonido real /të/ > /ti/.

El signo 26 es muy sospechoso, de hecho lo trato como la segunda vibrante // por defecto, ya que es la última casilla vacía. Son seis signos lo que platean dificultades para la lectura.

/pe/
/m/
/pu/
/te/
/to/
/R/
/to
/ti/ o /te/
/ku/
/R/

El sistema planteado en las inscripción de Espanca abre muchas puertas contradictorias, si bien concuerda perfectamente con la tradición de la escritura del SO, con alguna variante local que le aproxima a la escritura Meridional. Si bien este sistema está más cercano a la moneda de Salacia (siglo II a.C.) que a la escritura del SO propiamente dicha. La ceca en concreto emite con la leyenda /beuibon/ (que buen acierto tuvo Faria en su desciframiento) la ciudad debió de ser un una tal *Meduipon con caída de -d- intervocálica o *Mebuippon ya que el diptongo -eu- sólo es posible según vemos por caída de de una consonante (*eu antiguo pasó a *ou y luego a *ô). El mismo efecto es apreciable en ciudades del Valle del Guadalquivir..

Numerario

Ya Correa barajó la posibilidad de que estamos ante un signatario numérico al modo griego. Su interpretación tiene comprobación en los siguientes puntos:

a) Existen sistemas bien conocidos que usan letras del abecedario y símbolos: griego y romano.
b) El signo 11 que interpreto como una variación de /to/ muy redondeada como número le correspondería el 20 mientras que el símbolo que más se le parece es el 2, la relación 2 y veintena es pues notoria, la deformación de /to/ puede ser condicionada para que tenga forma /pe/.

c) El numerario tiene un sentido estrictamente económico y tendrían paralelos en la ordenación griega de ahí la posición de después de al igual que el alfabeto griego.

d) El signo 26 tendría valor 800 y presenta mucho parecido gráfico al sampi griego que tiene valor 900. Unido esto a la posición y la posición de wo:f tras tau da a entender como planteaba Correa que estamos ante un numerario.

Si aceptamos los símbolos de Espanca como numéricos tendríamos una forma paralela en el sistema numérico alfabético de Mileto que pudo influir en la realización del de Espanca.

 

Numérico de Mileto

 1  A  10  I  100  R
 2  B  20  K  200  S
 3  G  30  L  300  T
 4  D  40  M  400  U
 5  E  50  N  500  F
 6  º  60  X  600  C
 7  Z  70  O  700  Y
 8  H  80  P  800  W
 9  Q  90  q  900  @
 

Numérico de Espanca

 1    10  100  
 2  20  200
 3    30  300
 4  40  400
 5  50  500
 6    60  600
 7  70    700  
 8    80  800
 9  90  900

No obstante no sería el único numerario usado en la península, ya que las inscripciones paleohispánicas en Levantino y Meridional presentan un sistema que recuerda al acrofónico (como el latín I, V, X, L, C, D, M), en el que se usa |= 1 junto a las unidades de cuenta A, Ki y O. Así A I KiIIII O IIIIIIII, es decir A-1 Ki-4 O-8. Algo así como decir 1 kg, 4 gramos y 8 onzas. Hay otros elementos más complejos pero de menor frecuencias que estos.

Además el fenicio disponía de su propio sistema de cuentas que creo interesante en la medida en que puede tener relación con el ibérico y conocido por las comunidades del Sur, sino éste uno similar.

Numérico fenicio

 1  /  10  -  100 /º/,/·/
 2  //  20  =,Z  200 //
 3  ///  30  - =  300 ///
 4  ////  40  = =  400 ////
 5  // ///  50  - = =  500 /////
 6  /// ///  60  = = =  600 //////
 7  / /// ///  70  - = = =  700 ///////
 8  // /// ///  80  = = = =  800 ////////
 9  /// /// ///  90  - = = = =  900 /////////


(atrás)

(Página Principal)
left
(adelante)