Etruria

La lengua etrusca se presenta como una lengua flexiva, de tipo NO ERGATIVA, con presencia de Nominativo-Acusativo, además de genitivo, acaso dativo y locativo. Su desarrollado vocalismo (de cuatro timbres seguros) se opone a la experiencia afro-asiáticas (fenicia, hebreo, arameo, árabe, egipcio, etc) de la que no es familia. La presencia de nominativo y acusativo y su carácter NO ERGATIVA nos permite ceñir el círculo de grandes ramas a las que podría pertenecer el etrusco: